Archivo de la categoría: Literatura nicaragüense

Poéticas – Literatura hispanoamericana – Literatura nicaragüense

José Coronel Urtecho

Sin título, de Rodrigo Peñalba

José Coronel Urtecho (1906-1994) es una de las más importantes voces de la poesía nicaragüense del siglo XX. Sus poemas son un recorrido por las fases más variadas de la poesía contemporánea: divertimentos vanguardistas, poesía popular, clasicismo, buceos en el subconsciente…

OBRA MAESTRA

O

¡cuánto me ha costado hacer esto!

1928. Pol-la D’Ananta Katanta Paranta, 1970.

Seguir leyendo José Coronel Urtecho

Pablo Antonio Cuadra

Mercado Tiangue Precolombino, de Leoncio Sáenz

Fundador con José Coronel Urtecho del movimiento de vanguardia en Nicaragua, Pablo Antonio Cuadra (1912-2002) incorpora a la poesía nicaragüense la temática nacional, el lenguaje coloquial y la oralidad. También, las preocupaciones sociales desde una perspectiva humanista y cristiana.

ARS POETICA

Volver es necesario
a la fuente del canto:
encontrar la poesía de las cosas corrientes,
cantar para cualquiera
con el tono ordinario
que se usa en el amor,
que sonría entendida la Juana cocinera
o que llore abatida si es un verso de llanto
y que el canto no extrañe a la luz del comal;
que lo pueda en su trabajo decir el jornalero,
que lo cante el guitarrero
y luego lo repita el vaquero en el corral.
Debemos de cantar
como canta el gurrión al azahar:
encontrar la poesía de las cosas comunes,
la poesía del día, la del martes y del lunes,
la del jarro, la hamaca y el jicote,
el pipián, el chayote,
el trago y el jornal;
el nombre y el lugar que tienen las estrellas,
las diversas señales que pinta el horizonte,
las hierbas y las flores que crecen en el monte
y aquellas que soñamos si queremos soñar.
Decir lo que queremos.
Querer lo que decimos.
Cantemos
aquello que vivimos!

Canciones de pájaro y señora, 1929-31.

Seguir leyendo Pablo Antonio Cuadra

Rosario Murillo

Óleo sobre tela 110 x 100 1993 Colección Banco Central de Nicaragua

La poesía de la nicaragüense Rosario Murillo (1951) canta el amor sensual y el compromiso político, desde una perspectiva rebelde, feminista y combativa.

NECESITO ARMAR EL CIELO CON MIS CANTOS

Necesito armar el cielo con mis cantos
asaltar los recuerdos
y hacerlos lluvia renovando el zacate.
Debo encontrar un nido para envolver el brillo de mis ojos
y un borbollón de agua clara
para lavar los cabellos y soltarlos al sol de la mañana
Voy a buscar un arco-iris perfecto
una canción que se ajuste a la locura del poema
un verbo que se haga carne
y un amor desconocido, infinito
que me deje como mago dominguero
alardeando de maravilla y misterio
Quiero un árbol con flores
una plaza con banderas y coros
una consigna concebida en el pueblo
y repetida hasta el eco
el rostro de Carlos Fonseca en el viento
un Sandino, un Rigoberto, un Rugama
quiero un amor con sujeto, predicado y fusil
un estribillo cercano
una oración colectiva, quiero al alba
estrenar estas manos, todavía nuevas y torpes
acercarme a la creación de este mundo
como sembrando flores, como regando cantos
sin asomos de vejestorio emplumado
sólo la cara al sol
con su montón de heridas
de mentiras
de tiempo.

En las espléndidas ciudades, 1985.

Ernesto Mejía Sánchez

Madonna del Caribe, de June Beer

En la poesía de Ernesto Mejía Sánchez (Nicaragua, 1923-1985) se da rigor intelectual, pulcritud artesanal e intensidad creadora en abundancia de formas y temas. Sus prosemas, pequeños textos en prosa, lírico-narrativos, figuran entre lo más original de su producción.

EN DEFENSA DE LOS POETAS

Pro Murena

Yo los conozco, sí, yo los he visto –mirándome como bebiendo aquel punteo de oro en los ojos amados, el vino a cuestas o el hambre, días para no amanecer, umbrales de la noche y almas borrosas en la madrugada– con el orgullo y el terror de la pluma en la mano, que traduce o finge lo que bien saben y calla lo que ignoran, lo que quieren: porque me ha sido dado tenerlos como bestias de jardín, yo los he visto– lamen la cadena o se ahorcan con ella, pagados siempre de la simple caricia o la pobre opinión, asidos, prendidos a ellas como al leño del náufrago. Yo los he visto amantes: aman la vida y la libertad y sólo son felices en la postración y la muerte. Nadie diga que no son generosos.

Estelas / Homenajes, 1947-82.

Seguir leyendo Ernesto Mejía Sánchez

Gioconda Belli

Mujer 1, de Nina Bebout

Gioconda Belli (1948) es una de las grandes voces de la literatura nicaragüense. Partícipe de la revolución sandinista, en su poesía se revela ese mismo espíritu insurrecto en su incesante búsqueda de la identidad femenina y el encuentro con la conciencia social. El goce de ser mujer, el erotismo, el compromiso político y vital son sus principales temas.

CREDO

Creo que mi poesía nace de la felicidad,
de esa conciencia dolorosa de ser feliz
sin motivo, ser feliz como una necesidad
intransigente que no admite los momentos
de tristeza, que exige la risa, el sol,
a lo largo de todos los días, en los ratos
más inesperados porque para escribir
necesito ser feliz, sentirme como un
caballo relinchón, explotar las palabras
como malinchazos, llenarme de maleza cos-
quillosa hasta el borde, hasta que se me
salga el alma, el goce que me hace poeta.

Sobre la grama, 1974.

Seguir leyendo Gioconda Belli