Tibulo

Ninfa, fresco pompeyano

Entre los poetas elegíacos latinos, Albio Tibulo (h. 54 a. C. – 19 a. C.) es uno de los más claros y elegantes, en opinión de Quintiliano. Caracteriza a su cancionero un tono sentimental, teñido de una nota de nostalgia y lastimera por un pasado feliz.

JÓVENES, AMAD A LAS PIÉRIDES Y A LOS DOCTOS POETAS…

Jóvenes, amad a las Piérides y a los doctos poetas,
y no sobrepujen a las PIérides presentes de oro.
Por el canto es púrpura la cabellera de Niso: si no existieran cantos
no brillaría el marfil en el hombro de Pélope.
A quien canten las Musas, vivirá mientras la tierra, robles,
mientras el cielo, estrellas, mientras el torrente, aguas tenga.
Pero quien no oye a las Musas, quien vende el amor,
que ése siga el carro de Ope, la del Ida,
y que recorra en sus vagabundeos trescientas ciudades
y se corte los viles miembros entre tonadas frigias.
Venus misma desea que haya sitio para ternuras; ella favorece
a suplicantes quejas, a míseros llantos.

Elegías, libro I, elegía IV, vv. 61-72. Traducción de Hugo Francisco Bauzá.

PIERIDAS, PUERI, DOCTOS ET AMATE POETAS…

Pieridas, pueri, doctos et amate poetas,
Aurea nec superent munera Pieridas.
Carmine purpurea est Nisi coma: carmina ni sint,
Ex umero Pelopis non nituisset ebur.
Quem referent Musae, uiuet, dum robora tellus,
Dum caelum stellas, dum uehet amnis aquas.
At qui non audit Musas, qui uendit amorem,
Idaeae currus ille sequatur Opis
Et tercentenas erroribus expleat urbes
Et secet ad Phrygios uilia membra modos.
Blanditiis uolt esse locum Venus ipsa: querellis
Supplicibus, miseris fletibus illa fauet.

Albii Tibulli Liber Primus, IV, 61-72.

DE NADA ME SIRVEN MIS ELEGÍAS, NI APOLO, EL INSPIRADOR DE MI CANTO…

De nada me sirven mis elegías, ni Apolo, el inspirador de mi canto:
aquélla siempre reclama oro con mano sin fondo.
Id lejos, Musas, si no ayudáis al que ama:
no honro a vosotras a fin de que se canten guerras,
ni narro los cursos del Sol, ni cómo cuando la Luna
ha completado su orbe, retorna dando vuelta a sus caballos;
busco fáciles accesos a mi dueña a través de mis poemas:
id lejos, Musas, si éstos nada valen.

Elegías, libro II, elegía IV, vv. 13-20. Traducción de Hugo Francisco Bauzá.

NEC PROSUNT ELEGI NEC CARMINIS AUCTOR APOLLO…

Nec prosunt elegi nec carminis auctor Apollo:
Illa caua pretium flagitat usque manu.
Ite procul, Musae, si non prodestis amanti:
Non ego uos, ut sint bella canenda, colo,
Nec refero Solisque uias et qualis, ubi orbem
Compleuit, uersis Luna recurrit equis.
Ad dominam faciles aditus per carmina quaero:
Ite procul, Musae, si nihil ista ualent.

Albii Tibulli Liber Secundus, IV, 13-20.