Olav Håkonson Hauge

Cumbre, de Odd Nerdrum

La poesía de Olav Håkonson Hauge (1908-1994) recorre las distintas tendencias de la lírica noruega del siglo XX: sus primeros poemas, de corte romántico, reproducen los esquemas métricos y formales de la poesía tradicional; posteriormente, se orienta hacia el modernismo y el verso libre. En sus libros de madurez, sustituye el simbolismo por un realismo de lo cotidiano lleno de sabiduría estoica.

CABAÑAS DE RAMAS Y GRUTAS DE NIEVE

Estos poemas
no tienen nada especial, son sólo
unas cuantas palabras, unidas
al azar.
Pienso
sin embargo
que es divertido
hacerlos, entonces
se tiene algo como una casa
un instante.
Recuerdo las cabañas de ramas
que construíamos
cuando éramos niños:
entrar a gatas, sentarnos
a escuchar la lluvia,
saber que estábamos solos en plena naturaleza,
sentir las gotas en la nariz
y en el pelo–
O las cuevas de nieve en Navidad,
entrar a gatas y
cerrar tras de sí con una arpillera,
encender una vela, estar allí
en las noches frías.

Pregunta al viento, 1971. Traducción de Francisco J. Uriz.

UN POEMA CADA DÍA

Quiero escribir un poema cada día,
cada día.
Tiene que ser posible.
Browning pudo hacerlo mucho tiempo, a pesar de
que rimaba y
marcaba el ritmo
con sus pobladas cejas.
Así pues, un poema cada día.
Algo se te ocurrirá,
algo pasará,
algo nuevo descubrirás.
–Me levanto. Clarea.
Tengo buenas intenciones.
Y veo al pardillo elevarse del cerezo
al que ha robado unas yemas.

Pregunta al viento, 1971. Traducción de Francisco J. Uriz.