Ángel Guinda

El bosque, de José Hernández

La poesía de Ángel Guinda (Zaragoza, 1948) expresa mediante el uso de la ironía y la paradoja los desvelos y misterios de la existencia humana. Es, en palabras de su autor, “conciencia con ciencia”.

HACIA UNA POÉTICA

No siempre la claridad viene del cielo.

Escucha sólo tu música cuando cantes,
por oscura que sea y espinosa.

Que la luz te ensordezca,
que no te ciegue el ruido.

Y tu obra
sea más que tu vida,
porque te contramuera.

Vida ávida, 1980-1990.

EL POEMA

Escribir el poema
es estar, a la vez,
dentro y fuera del mundo
y de nosotros mismos.

Consentir que el asombro
nos sitúe y nos sitie;
descerrajar el aire,
atrapar los disparos.

Escribir el poema
es sembrar el relámpago,
traducir el silencio,
atropellar la luz.

Ser poema es ser nada
si no hace vida en nadie.

Claro interior, 2007.