Artículos

Blancos, sofá, de Joaquín Ureña

La poesía de Luis Javier Moreno (Segovia, 1946) reflexiona sobre las relaciones entre el arte y la vida -ha cultivado con acierto el poema ecfrástico-, el paso del tiempo, la inevitabilidad de la muerte… Tensión, elegancia, sorpresa, ironía, pasión de la inteligencia son algunos rasgos de su lengua poética.

LA FORMA DEL POEMA

Lo que sucede tras de las palabras
suele estar ya previsto
en las mismas palabras
y en su casa encantada
de muñecas de trapo de colores
para el teatro de sus marionetas.

Comienza a molestar esa seguridad
de andar siempre sobre la pista…
Tras de las bambalinas del idioma
hay un apuntador que boicotea
la parte más brillante del discurso
introduciendo versos que no nos pertenecen
y echa a perder con sus imitaciones
de timbre, voz y tono, lo mejor del poema.

Los queridos y viejos detectives privados
consumieron sus días en enigmas análogos:
los del rastreo de mil pistas falsas…
Ya no son necesarias esas medias de seda
que se encuentran a veces
en el lugar del crimen.

En contra y a favor, 1980.

LOS POETAS

Los poetas protestan…
Muchos de ellos confirman
la dimensión moral que tiene el hecho lírico.
Su límite, aseguran, es otro signo
de la limitación universal.

La mayoría aspira
a ser considerados por las revoluciones…
Suelen viajar a Francia una vez en la vida.

324 poemas breves, 1986.