Artículos

María de las Nieves Michaela Fourdinier, de Luis Paret

El gaditano José Cadalso (1741-1782) publicó sus poesías bajo el título de Ocios de mi juventud (1773), donde se percibe la influencia de la poesía bucólica y sentimental, de tono menor, a la manera del griego Anacreonte.

VUELVE, MI DULCE LIRA…

Vuelve, mi dulce lira,
vuelve a tu estilo humilde,
y deja a los Homeros
cantar a los Aquiles.
Canta tú la cabaña
con tonos pastoriles,
y los épicos metros
a Virgilio no envidies.
No esperes en la corte
gozar días felices,
y vuélvete a la aldea,
que tu presencia pide.
Ya te aguardan zagales
que con flores se visten,
y adornan sus cabezas
y cuellos juveniles.
Ya te esperan pastores,
que deseosos viven
de escuchar tus canciones,
que con gusto repiten.
Y para que sus voces
a los ecos admiren
y repitan tus versos
los melodiosos cisnes,
vuelve, mi dulce lira,
vuelve a tu tono humilde,
y deja a los Homeros
cantar a los Aquiles.

Ocios de mi juventud, 1973.

A UN HÉROE, ADVIRTIENDO QUE APRECIE A LOS POETAS, PORQUE ELLOS TRANSMITEN A LA POSTERIDAD LAS HAZAÑAS DE LOS HOMBRES GRANDES

Los lauros que en la lid habéis ganado
a Marte no ofrezcáis agradecido;
vuestro nombre, y el triunfo conseguido,
quedará en pocos años sepultado
en el eterno olvido.

Mas si con esas victoriosas manos
os despojáis del ramo de la gloria,
y a Febo dedicáis vuestra victoria,
las musas a los siglos más lejanos
llevarán la memoria.

Ocios de mi juventud, 1973.