Manuel Ruiz Amezcua

Rosas y rejas, de José Luis Resino

Para el poeta jiennense Manuel Ruiz Amezcua (1952), la gran poesía es la que nos entrega “el núcleo de la condición humana, su verdad intemporal: su resistencia al tiempo y al olvido”. Alejado de modas y grupos, en su obra no están reñidos la intensidad dramática y el rigor técnico.

ESCRIBIR SOBRE COSAS…

Escribir sobre cosas
que no tienen sentido,
que nunca lo tuvieron
y que no lo tendrán jamás.

Conformar el destino
que no nos pertenece
y arañar el amparo
de la inutilidad.

Saber que todo llega muy deprisa
para quien no cree en nada
y se olvida de todo,
lo que está violentado
y lo que no.

Empezar y no acabar nunca nada
y volver a empezar
sabiendo que nunca nada encierra nada
y que nada tiene sentido
salvo el tiempo en su destrucción.

Consumirse despacio
y vivir rodeado
de la más absoluta negación.

Ver la eterna necesidad de todo
y alzar en las palabras
la única salvación.

Donde la huida, 2001.