César Antonio Molina

Fragas del Eume, de Pedro Bueno Salto

César Antonio Molina (La Coruña, 1952), poeta bilingüe, en español y en gallego, es autor de una obra densa, heredera de la tradición simbolista europea, profundamente humanística.

VIENES EN LA NOCHE DE CUZCO CON EL HUMO FABULOSO DE TU CABELLERA

Mi mano está sobre el desnudo papel de la mesa
y yo a kilómetros de distancia
en tu túnica de tela real finísima,
transparentes ambos cuando al estar mojados
de tinta o mar se dejan ver preformes,
voluptuosos por la oblicuidad del oleaje.

Mis días están plenos en el resollar fatídico del océano.
La sal, la nube la amarga espuma, el cielo brocado
boya en el adiós.

El poema y tú estáis en la otra orilla.
Una extensión liquida media entre nosotros
y un cocodrilo aguarda en la playa
como tintero, ojo, ombligo, áspid fosfórico
que guía la sed de mañana.

Mi mano aspira al encuentro.
Todo en ella está preparado,
jaula y cebo,
para las garras llenas de bálsamo.

Mi noche es ahora día,
mi día es ahora noche.
¿Quién nos caza?

Mi mano está sobre el desnudo papel de la mesa
y mi deseo a kilómetros de distancia
te sale al encuentro.
Tu cabellera ondula la escribanía como una vegetación.
Rueda humeante en las mareas,
desea morir y renacer.
Sus pies son un torbellino y su cuerpo está aéreo
como mi mano de cazador que sigue pasos,
aquella huella alzada contra las frondas.

La voz del poema clama como el ánsar o la llama cogida en su celo
y es tu imagen quien me aprisiona en el mismo vibrar.

Mi mano está sobre la desnuda piel de la tuya,
el ámbito interior crea un espacio de silencio,
en la línea de papel
por donde el viento seca esta tinta simpática.

Derivas, 1987. Las ruinas del mundo, 1991.

LA POESÍA SE HACE EN LAS FRAGAS

Zumbido húmedo del viento.
Roce de la lluvia sobre las hojas de los robles.
Bisbiseo de un regato.
Arrullo de una nutria en celo.
Chillido de un cernícalo.
Mansedumbre de una vaca amarilla pastando.
Haces de luz perforando el follaje.
Goteo del cuajo en los sacos de yute.
Jabalíes hozando tesoros.
Silencio en los calvarios.

La poesía se hace en las fragas

Eume, 2007. Traducción de Tareixa Roca, Luis G. Soto y César Antonio Molina.

A POESÍA FAISE NAS FRAGAS

Zunido húmido do vento.
Rozamento da chuvia sobre as follas dos carballos.
Murmurio dun regato.
Arrolo dunha lontra en cío.
Berro dun lagarteiro.
Mansedume dunha vaca marela pacendo.
Feixes de luz perforando a follaxe.
Goteo do callo nos sacos de xute.
Xabarís forzando tesouros..
Silencio nos calvarios.

A poesía faise nas fragas.

Eume, 2007.

ESCARDAR PALABRAS

Pájaros libres añoran sus antiguas jaulas doradas.
Peces libres añoran a los visitantes de los acuarios.
Peras, melocotones y manzanas caídas
por su propio peso,
añoran las cestas de mimbre.
El fuego de la hoguera añora al de las chimeneas.
El perro libre añora ladrarle a la sombra
de su antiguo dueño.
El gallo salvado ahora ¿a Sócrates o a Pedro?
El Eume, en corriente libre,
añora la paz de su presa.
Y yo añoro arrancar las malas hierbas
de entre los sembrados,
en vez de escardar palabras
para construir este poema río.

Eume, 2007. Traducción de Tareixa Roca, Luis G. Soto y César Antonio Molina.

ESCARDEAR PALABRAS

Paxaros libres teñen morriña das súas antigas gaiolas douradas.
Peixes libres teñen morriña dos visitantes dos acuarios.
Peras, pexegos e mazás caídas
polo seu propio peso
teñen morriña das cestas de vimbio.
O lume da fogueira ten morriña do das chemineas.
O can libre ten morriña de lle ladrar á sombra
do seu amigo dono.
O galo salvado ten morriña, de Sócrates ou de Pedro?
O Eume, en corrente libre,
ten morriña da paz da súa presa.
E eu teño morriña de arrancar as más herbas
de entre as sementeiras,
en vez de escardear palabras
para construír este poema río.

Eume, 2007.