Anna Ajmátova

Retrato de Anna Ajmátova, de Natan Altman

Anna Ajmátova (1889-1966) es una de las fundadoras del acmeísmo, movimiento poético ruso que reaccionó contra la vaguedad y el misticismo decadente del simbolismo, a favor de las imágenes concretas y la realidad inmediata.

LA MUSA

Cuando aguardo su llegada por las noches,
pareciera que la vida pende de un cabello.
¿Qué son los honores, la juventud, la libertad,
ante la dulce huésped con su flauta en la mano?

Y entra, me mira fijamente
y me quita la manta.
Le digo: “¿Fuiste tú quien dictó a Dante
las páginas del Infierno?” Y responde: “Yo”.

La caña, 1924-1940. Traducción de Belén Ojeda.

LA MUSA

¿Cómo vivir con esta carga
a la que, incluso, llaman Musa?
Dicen: “Con ella estás en un prado…”
Dicen: “Susurro divino…”
Castiga con la dureza de una fiebre
y nuevamente durante un año ni jota.

Séptimo libro, 1940-1964. Traducción de Belén Ojeda.

LOS VERSOS

Son bagazos de insomnio,
mechas carbonizadas de velas torcidas,
toque de alba
en cientos de campanarios blancos…
tibio banco de la ventana
bajo la luna de Chernigov,
son abejas, melilotos,
polvo, tiniebla y ardor.

Séptimo libro, 1940-1964. Traducción de Belén Ojeda.

TAL VEZ MUCHAS COSAS QUIERAN AÚN…

Tal vez muchas cosas quieran aún
ser cantadas por mi voz:
lo que retumba en el silencio,
o lo que emana de la roca en la oscuridad profunda de la tierra,
o tal vez lo que en el humo se revela.
Todavía no he aclarado mis cuentas
con el fuego, ni con el viento, ni con el agua…
Pero muy pronto este sopor
me abrirá las puertas de par en par
llevándome tras una estrella matutina.

Séptimo libro, 1940-1964. Traducción de Belén Ojeda.

EL POETA NO ES HUMANO, ES TAN SOLO ESPÍRITU…

El poeta no es humano, es tan solo espíritu,
aún ciego como Homero,
o sordo como Beethoven,
todo lo ve, todo lo escucha y lo domina.

Borradores y bosquejos. Traducción de Belén Ojeda.