Archivo de la categoría: Otras literaturas

Safo

Detalle del sepulcro de una niña, del periodo clásico

Pese a lo fragmentario de su obra, se aprecia una gracia y sensibilidad prodigiosas en los versos de la griega Safo de Mitilene (Lesbos, siglo VII a.C.), que tratan sobre la nostalgia y los deseos.

NO ES LÍCITO…

No es lícito que haya canto de duelo en la casa
de quienes sirven a las Musas… No nos atañe eso.

Fragmento 109 D. Traducción de Carlos García Gual.

VAMOS, DIVINA LIRA…

Vamos, divina lira, hazte parlera para mí.

Fragmento 103 D. Traducción de Carlos García Gual.

Charles Baudelaire

Hombre joven junto al mar, de Hippolyte Flandrin

El francés Charles Baudelaire (1821-1867) está considerado como el fundador de la poesía moderna y el gran precursor del simbolismo. Su obra Las flores del mal, censurada y perseguida en su tiempo por  inmoral, es el primer libro de poesía urbana de la literatura europea.

ALBATROS

Por divertirse, a veces cazan los marineros
albatros, altas aves de los cielos marinos,
que siguen, indolentes y fieles compañeros,
a las naves que surcan los amargos caminos.

Esos reyes del aire, presos en las cubiertas,
apenas si consiguen caminar, y los vemos
arrastrando sus grandes, blancas alas, abiertas,
tímida y torpemente, como si fueran remos.

¡Qué desmañada y débil, alada criatura,
antes bella, y ahora tan ridícula y fea!
El uno, cojeando, remeda su figura;
el otro, con su pipa, el pico le golpea.

El poeta, a ese príncipe de las nubes, que habita
libre en la tempestad, del todo es semejante;
exiliado en la tierra, entre el vulgo que grita,
le impiden caminar sus alas de gigante.

Las flores del mal, 1857. Traducción de Esteban Torre.

Seguir leyendo Charles Baudelaire

Olav Håkonson Hauge

Cumbre, de Odd Nerdrum

La poesía de Olav Håkonson Hauge (1908-1994) recorre las distintas tendencias de la lírica noruega del siglo XX: sus primeros poemas, de corte romántico, reproducen los esquemas métricos y formales de la poesía tradicional; posteriormente, se orienta hacia el modernismo y el verso libre. En sus libros de madurez, sustituye el simbolismo por un realismo de lo cotidiano lleno de sabiduría estoica.

CABAÑAS DE RAMAS Y GRUTAS DE NIEVE

Estos poemas
no tienen nada especial, son sólo
unas cuantas palabras, unidas
al azar.
Pienso
sin embargo
que es divertido
hacerlos, entonces
se tiene algo como una casa
un instante.
Recuerdo las cabañas de ramas
que construíamos
cuando éramos niños:
entrar a gatas, sentarnos
a escuchar la lluvia,
saber que estábamos solos en plena naturaleza,
sentir las gotas en la nariz
y en el pelo–
O las cuevas de nieve en Navidad,
entrar a gatas y
cerrar tras de sí con una arpillera,
encender una vela, estar allí
en las noches frías.

Pregunta al viento, 1971. Traducción de Francisco J. Uriz.

Seguir leyendo Olav Håkonson Hauge

Günter Kunert

El tránsito, de A. R. Penck

Günter Kunert (Alemania, 1929) muestra en su poesía su desconfianza hacia las ideologías y el deseo de expresar lo indecible.

POEMA DEL POEMA

Más que un poema
es por ejemplo: Ningún poema,
pues el Nopoema vive
como suave tibieza de la inspiración:
sentimiento ambiental
de la gota en el agua.
El cuerpo se siente protegido.
El corazón no siente nada.
La balanza está equilibrada.
La plomada cuelga en silencio.

El poema es estado,
pues el poema destruye
en tanto
surge de sí mismo.

Cuidado con los espejos, 1970. Traducción de José Luis Reina.

Persio

Mosaico de Neptuno

Del poeta latino Persio (34 a 62 d. C.) se conservan seis sátiras en hexámetros y este prólogo en coliambos. Su estilo es oscuro, lleno de alusiones sociales y literarias.

NI HE BEBIDO EN LA FUENTE CABALINA…

Ni he bebido en la fuente Cabalina,
ni he soñado jamás, que yo recuerde,
sobre la doble cumbre del Parnaso,
para súbito, así, surgir poeta.
A Pirene la pálida, a las diosas
del Helicón entrego a los varones
cuyos bustos rodea y acaricia
la trepadora hiedra, y yo presento,
poeta colegiado sólo a medias,
mis cantos a las fiestas de los vates.
¿Quién hizo articular al papagayo
su «¡Buenos días!», quién a las urracas
enseñó a remedar nuestros sonidos?
La rectora del arte, dadivosa
dispensadora del talento: el hambre,
maestra en imitar voces negadas.
Que si esperanza brilla de dinero
falaz, las poetisas y poetas
–urracas, cuervos– cantan, se diría
la ambrosía y el nectar de Pegaso.

Prólogo a las Sátiras. Traducción de Luis Alberto de Cuenca.

Seguir leyendo Persio