Pedro Shimose

Creador de ilusiones VII, de Orlando Arias Morales

La poesía del boliviano Pedro Shimose (1940) se caracteriza por una proyección de la agonía personal sobre la historia. Gracias a la técnica del collage, el lenguaje literario se llena de giros coloquiales, neologismos, voces de otros idiomas…

PRELUDIO AFÓNICO

Poeticomienzo en vino avinagrado:
¿cómo escribir del tizne sin carbones;
de la tos, sin gargajo; y sin borrones,
cómo escribir de mí si estoy fregado?

Garrapateo espumas, cabreado,
con humo y humedad en los pulmones;
doliéndome en la sombra y los rincones
mi soledad en verso encebollado.

Desgarrado y vencido por las furias;
en el exilio, triste, voy sufriendo
el hambre de mi pueblo en mis penurias.

En lágrimas y pus voy escribiendo.
A medias muero en jácaras espurias.
A medias vivo, voy sobreviviendo.

Quiero escribir, pero me sale espuma, 1972.

EPIGRAMA

Después de impresionar a las muchachas con nuestro ingenio;
después de quemar lirios, enterrar nubes e incendiar templos;
después de degollar vacas sagradas y asesinar dioses;
después de escribir sin mayúsculas y sin signos de puntuación;

después de dinamitar museos y bailar en los cementerios;
después de perseguir la gloria y soñar que nos acostamos con ella;
después de pelear con dragones, imperios y quimeras;
de gemir porque publiquen nuestro nombre en los periódicos
y de reunirnos por la madrugada para derribar pirámides,
¿qué nos queda?

un sillón en la academia
y una chequera.

Quiero escribir, pero me sale espuma, 1972.

INTRODUCCIÓN A LA COSA

Este poema
forma parte de un libro
del cual se tirarán
500 ejemplares.

De esos 500 ejemplares
se regalarán 50,

de los cuales
se leerán 5,

de los cuales
sólo 1
será comprendido.

Vale la pena.

Reflexiones maquiavélicas, 1980.